¿Quién es la Esposa del Cordero en el Banquete de Bodas celestial?

26 de Enero de 2024
Quién es la Esposa del Cordero en el Banquete de Bodas celestial

La Biblia profetiza acerca de la aparición de la Esposa del Cordero en el Banquete de Bodas celestial y también nos muestra cómo reconocerla. Así como en esta tierra una boda es un acontecimiento muy feliz, de igual manera, Jesús dijo que nuestra salvación es comparada con ser invitado a un banquete de bodas, es porque no podremos ser salvos sin conocer a la Esposa del Cordero que aparece en los últimos días para darnos el agua de la vida.

Mateo 22:1-10 “Respondiendo Jesús, les volvió a hablar en parábolas, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un rey que hizo fiesta de bodas a su hijo; y envió a sus siervos a llamar a los convidados a las bodas; mas éstos no quisieron venir. Volvió a enviar otros siervos, diciendo: Decid a los convidados: He aquí, he preparado mi comida; mis toros y animales engordados han sido muertos, y todo está dispuesto; venid a las bodas. Mas ellos, sin hacer caso, se fueron, uno a su labranza, y otro a sus negocios; y otros, tomando a los siervos, los afrentaron y los mataron. Al oírlo el rey, se enojó; y enviando sus ejércitos, destruyó a aquellos homicidas, y quemó su ciudad. Entonces dijo a sus siervos: Las bodas a la verdad están preparadas; mas los que fueron convidados no eran dignos. Id, pues, a las salidas de los caminos, y llamad a las bodas a cuantos halléis. Y saliendo los siervos por los caminos, juntaron a todos los que hallaron, juntamente malos y buenos; y las bodas fueron llenas de convidados.”

¿Qué hace posible un banquete de bodas? Debe haber un novio, una novia e invitados. No obstante, en la parábola aparece el novio y los invitados, pero no aparece la novia. ¿Por qué la novia no aparece en la primera venida de Jesús? Es porque la novia, la esposa del Cordero ha de aparecer al final de los 6000 años de la obra de redención de Dios.

La esposa del Cordero que aparece en los últimos días

Apocalipsis 19:7-9 “Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado. Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos. Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios.”

¿Quién aparece junto con el Cordero, que es el novio de las bodas? La Esposa del Cordero que no apareció en la primera venida de Jesús, aparece en el banquete de bodas en su segunda venida. ¿Quién es la Esposa del Cordero?

Apocalipsis 21:9-10 “Vino entonces a mí uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete plagas postreras, y habló conmigo, diciendo: Ven acá, yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero. Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios”

El ángel le dijo a Juan que le mostraría a la desposada, la Esposa del Cordero. ¿A quién le mostró? El ángel le mostró a la Jerusalén celestial.  Entonces, ¿qué relación tenemos con la Jerusalén celestial? Averigüemoslo a través del libro de Gálatas.

Gálatas 4:26 “Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre.”

¿Quién dijo el apóstol Pablo que es la Jerusalén celestial? Él escribió que es nuestra Madre. La Biblia profetiza que la Madre Jerusalén celestial desciende del cielo en los últimos días. Entonces, ¿quién es el Cordero que tiene a nuestra Madre Jerusalén como su esposa? Ciertamente Él es nuestro Padre. En Apocalipsis capítulo 22 dice que nuestro Padre y nuestra Madre celestiales, aparecerán como el Espíritu y la Esposa.

Apocalipsis 22:17 “Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente.”

En Apocalipsis 21 dice el Cordero y su Esposa y en Apocalipsis 22 dice el Espíritu y la Esposa. Ambas son la misma profecía de que el Padre y la Madre aparecerán juntos en los últimos días. Entonces ¿qué nos ofrecen el Padre y la Madre en los últimos días? Es el agua de la vida, esto es, la vida eterna. Es por eso que la Biblia dice que son bienaventurados los llamados a la cena de las bodas del cordero (Apocalipsis 19:9). Por lo tanto, para recibir la vida eterna debemos recibir no solo al Padre Celestial sino también a la Madre Celestial.

¿Quién nos enseñará a la esposa del Cordero, nuestra Madre?

Entonces, ¿quién establece a la Esposa del Espíritu, nuestra Madre Celestial? la Biblia testifica claramente que el mismo Padre Celestial la establece.

Isaías 62:6 “Sobre tus muros, oh Jerusalén, he puesto guardas; todo el día y toda la noche no callarán jamás. Los que os acordáis de Jehová, no reposéis, hasta que (Jehová) restablezca a Jerusalén y la ponga por alabanza en la tierra.”

Esa es la profecía acerca de la Madre Jerusalén Celestial. Según la Biblia, ¿quién debe establecer a nuestra Madre Jerusalén? Es Jehová Dios, el Padre Celestial. La Madre celestial no es establecida por los hombres, o por su personalidad, sabiduría o apariencia. Según lo profetizado en la Biblia, solo el Padre Celestial puede establecer a nuestra Madre Celestial. Dios nos muestra esta voluntad a través de Adán y Eva, quienes aparecieron en el libro de Génesis.

Génesis 2:23 “Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada.”

Proféticamente Adán representa al que había de venir, Jesús en su segunda venida (Romanos 5:14). Entonces Eva representa a la Madre Celestial. Por lo tanto, esta es la profecía de que Jesús en su segunda venida, el Padre Celestial, da testimonio de la Madre Celestial. La Biblia nos confirma que Eva representa a la Madre Celestial.

Génesis 3:20 “Y llamó Adán el nombre de su mujer, Eva, por cuanto ella era madre de todos los vivientes.”

¿Quién llamó a su esposa Eva? Fue Adán, quien representa a nuestro Padre Celestial. El nombre “Eva” significa “viviente” (véase la nota al pie de página). Por lo tanto, esta es la profecía de que nuestro Padre Celestial nos hará conocer a nuestra Madre Celestial que nos da la vida.

Cristo Ahnsahnghong, que es Jesús en su segunda venida, después de terminar su ministerio de 37 años, estableció a nuestra Madre Celestial en esta tierra. Así como Eva apareció luego de que Adán cayera en sueño profundo, la gloria de la Madre Celestial, la postrera Eva, debía aparecer luego de que el postrer Adán, el Señor Ahnsahnghong, dejara este mundo. Él nos enseñó a través de muchos testimonios que podemos recibir la vida eterna solo a través de la Madre Celestial. Creamos en la Madre Celestial, a quien el Padre mismo nos ha enseñado y sigámosla hasta el final.