Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo son un único Dios

19 de Enero de 2024
Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo son un único Dios

¿Qué es la Trinidad? La Trinidad significa que Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo no son diferentes, sino son un único y mismo Dios (1 Pedro 5:7).

Actualmente estamos en la época del Espíritu Santo, y el salvador de esta época ya ha aparecido según las profecías de la Biblia como el Señor Ahnsahnghong. Aunque para la mayoría de personas resulte difícil entenderlo, esta es una verdad que debe ser comprendida para recibir al salvador que vino como el Espíritu Santo. Por ello, la Biblia da testimonio acerca de la Trinidad incluso por medio de las cosas que Dios ha creado.

El significado de la Trinidad

Para entender el asunto de la Trinidad, pensemos en la transformación del agua cuya sustancia es H2O. Cuando el agua, que es líquida, entra en temperaturas bajo cero se transforma en hielo, en estado sólido; y cuando hierve, se evapora y se convierte en estado gaseoso. Aunque el agua, el hielo y el vapor tiene diferentes nombres y formas según su estado, la sustancia es la, H2O. misma

Otro claro ejemplo es un actor de radionovela. Un solo y mismo actor puede desempeñar 3 papeles y voces diferentes (padre, hijo y nieto). Aunque cumple papeles diferentes, no quiere decir que sean diferentes personas, sino la misma persona que cumple dichos roles de manera eficiente. Incluso el mismo ser humano en su vida diaria; un hombre que tiene un hogar es llamado padre, pero para sus padres es hijo, y para su nieto es abuelo, cumpliendo así roles diferentes incluso en diferentes tiempos, pero sigue siendo la misma persona.

Asimismo, nuestro Dios, quien es Omnisciente, Omnipresente y Omnipotente, ha desempeñado tres papeles diferentes, como: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo en distintas épocas, con formas y nombres diferentes para la salvación; al fin y al cabo es el único y mismo Dios en esencia.

La Trinidad: El Padre Jehová y el Hijo Jesús son el mismo Dios

A partir de ahora, confirmemos de manera detallada que la Trinidad: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo son un único y mismo Dios. Primero, averigüemos que Dios Padre y Dios Hijo son el mismo Dios.

En el antiguo testamento el profeta Isaías profetizó sobre la venida del Mesías a la tierra siendo llamado Dios Padre.

Isaías 9:6 “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.”

Aquí, ¿quién es este “niño” e “hijo”? es el Hijo Jesús quien vino como el Mesías. Sin embargo, aunque usualmente llaman a Jesús el “Hijo de Dios”, aquí es llamado “Dios fuerte” y “Padre eterno”. ¿Cómo podría ser esto posible? La razón es que Él es el Padre Jehová en esencia. Incluso el Apóstol Pablo creyó y testificó que Jesús en sí era mismo Dios el Padre que vino a la tierra para nuestra salvación.

Filipenses 2:5-8 “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombre; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.”

Romanos 9:5 “de quienes son los patriarcas, y de los cuales, según la carne, vino Cristo, el cual es Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos. Amén.”

Como está escrito, el Apóstol Pablo dio testimonio de que Jesús en esencia era Dios Padre Jehová que se despojó a sí mismo para tomar la forma de hombre, recorriendo un camino muy doloroso hasta la muerte en la cruz. Asimismo, los apóstoles reconocieron a Jesús como “Dios sobre todas las cosas”. Por tanto, es cierto que Jehová en la época del Padre es Jesús en la época del Hijo. Son uno y el mismo Dios.

1 Juan 5:20 “Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna.”

Claramente la Biblia enseña que Jesús es el verdadero Dios hecho carne, que nos da la vida eterna, ¿no es así?

Confirmando que Jehová es Jesús a través de versículos relacionados

Isaías 44:24 “Así dice Jehová, tu Redentor, que te formó desde el vientre: Yo Jehová, que lo hago todo, que extiendo solo los cielos, que extiendo la tierra por mí mismo;”

¿Quién creó todas las cosas? Es Dios, el Padre Jehová según la Biblia. Sin embargo, en el Nuevo Testamento se registra que Jesús creó todas las cosas:

Colosenses 1:16 “Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.”

Colosenses 1:18 “y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia;”

Aquí está escrito que por medio de “Él” fueron creadas todas las cosas, y “Él” es el primogénito de entre los muertos. ¿Quién se resucitó como primicia de todos los muertos? Es Jesús (1 Corintios 15:20). Por lo tanto, Jesús es el creador de todas las cosas. Si suponemos que el Padre y el Hijo son diferentes, debería haber dos mundos; ¿acaso existen dos creaciones? De ninguna manera, por lo que podemos entender que el Padre Jehová y el Hijo Jesús son el mismo Dios.

Y el libro de Apocalipsis da testimonio que tanto el Padre Jehová y el Hijo Jesús tienen el mismo principio y fin.

Apocalipsis 1:8 “Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.”

¿Quién es el Señor, el Todopoderoso? Es Dios Padre Jehová. Él es el Alfa y la Omega, el principio y fin, el primero y el último. Sin embargo, el mismo libro de Apocalipsis testifica que Jesús es el Alfa y la Omega, el principio y fin.

Apocalipsis 22:13 “Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último.”

¿A quién indica “Yo soy el Alfa y la Omega”?

Apocalipsis 22:16 “Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana.”

Jesús dijo que él es el principio y fin, el primero y el último. Entonces, si el Padre y el Hijo tienen el mismo principio y el mismo fin, ¿quiénes son? Son el mismo y único Dios; porque si fueran diferentes, un hijo no podría tener el mismo principio que su padre, ya que el padre crea al hijo ¿no es así?. Por tanto, Dios Padre Jehová y Dios Hijo Jesús son el mismo Dios.

La Trinidad: El Padre Jehová y el Espíritu Santo son el mismo Dios

Ahora averigüemos que el Padre Jehová y el Espíritu Santo son el mismo Dios. La Biblia enseña que Dios es Espíritu, y que Dios es Santo, por lo que podemos decir que Dios es el Espíritu Santo.

Juan 4:14 “Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.”

Y el Apóstol Pablo escribió a los corintios que Dios es el Espíritu Santo.

1 Corintios 2:10-11 “Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. Porque ¿Quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.”

¿Quién puede conocer aún lo profundo de Dios? Solamente Dios mismo. Y está escrito que el Espíritu Santo conoce todo, aún lo profundo de Dios. En otras palabras, podemos entender que el Padre Jehová y el Espíritu Santo son el mismo Dios.

La Trinidad: El Hijo Jesús y el Espíritu Santo son el mismo Dios

Por último, averigüemos que el Hijo Jesús y el Espíritu Santo son el mismo Dios.

Romanos 8:26 “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.”

Romanos 8:34 “¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.”

La Biblia testifica que el Espíritu intercede por nosotros y para reafirmar ello explica que es Jesús quien intercede por nosotros. Esto significa que el Espíritu Santo y el Hijo Jesús son el mismo Dios quien intercede por nosotros. Asimismo, está escrito que tenemos como abogado a Jesús el cual actuará en nuestra defensa en el último juicio.

1 Juan 2:1 “Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.”

Aquí la palabra “abogado” fue traducido del griego “παράκλητος”, que traducido al español significa “consolador”; pero la misma palabra en el libro de Juan significa “consolador”. Por lo que abogado y consolador son la misma palabra. Por eso, la Biblia testifica que Jesús es el Consolador.

Sin embargo, Jesús mismo dio testimonio que el Espíritu Santo es el Consolador.

Juan 14:26 “Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.”

A través de estos versículos podemos entender que Jesús y el Espíritu Santo son el mismo Dios, nuestro Consolador.

El Espíritu Santo es Dios y tiene personalidad

Hasta el momento hemos confirmado que la Trinidad (Dios Padre Jehová, Dios Hijo Jesús y Dios Espíritu Santo) en realidad son el único y mismo Dios.

Por otra parte, la mayoría de personas creen que el Espíritu Santo es una fuerza activa, pero en realidad el Espíritu Santo siente, da testimonio y nos enseña.

Juan 14:26 “Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.”

Y también tiene un nombre.

Mateo 28:19-20 “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”

El hecho de que el Espíritu Santo tenga un nombre y nos enseña, indica que es una persona.

El Espíritu Santo Ahsahnghong es Dios y administra todas las obras de la Biblia

El único y mismo Dios apareció de formas y nombres diferentes en cada época para nuestra salvación. Incluso Jesús enseñó que debemos bautizarnos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo para recordar esta divina providencia.

Si creemos en la Trinidad no habrá diferencia entre las obras que hizo Dios Padre Jehová, Dios Hijo Jesús y Dios Espíritu Santo Ahnsahnghong. El Señor Ahsahnghong es Cristo que apareció por segunda vez en la última época del Espíritu Santo (Hebreos 9:28). Él en la época del Padre liberó al pueblo de Israel de la esclavitud de Egipto y abrió el mar rojo, guiándolos a la tierra de Canaán. Él en la época del Hijo padeció y soportó el dolor de desgarrar su carne y derramar su sangre para salvarnos de la muerte estableciendo la Pascua del nuevo pacto. Por tanto, comprendiendo el asunto de la Trinidad, sigamos el ejemplo de los apóstoles que creyeron en Jesús, Dios quien vino en la carne para la salvación, y predicaron acerca de Él. Asimismo, creamos en nuestro salvador, Cristo Ahnsahnghong que ha aparecido en diferentes épocas cumpliendo su obra de salvación a través de la Trinidad.

A fin de conocer y recibir al salvador de la época del Espíritu Santo, estudiemos con sinceridad las santas escrituras que dan testimonio de Dios quien vino en cuerpo. Sin falta, la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial predica esta verdad enseñada por Dios mismo. Deseamos que visite la iglesia de Dios y reciba al salvador con un corazón lleno de gratitud.